Entrevista con el gerente, Enrique García Mérida

Cuando Enrique García Mérida puso en marcha GSF Broker ya era un perfecto conocedor del mundo de los seguros. Corría el año 2000 cuando arrancaba una compañía que se ha convertido en referente de confianza para el sector empresarial. García Mérida nos explica los servicios que presta su firma y reivindica la figura del corredor de seguros.

Pregunta.- ¿Cuál ha sido la trayectoria de su empresa?

Respuesta.- GSF Broker, como sociedad nace en mayo del 2000. La inauguración de nuestra primera oficina fue en abril del 2001. Empezamos a subir negocio hasta 2008, que fue el año que mayor volumen de cartera gestionamos, con cuatro oficinas en la provincia. A partir de ese año empezamos a notar la crisis y tuvimos que cerrar oficinas y recortar plantilla. En 2012 dimos la cota más baja de ingresos y gestión de cartera. A día de hoy, con mucho esfuerzo por parte de la plantilla de GSF, hemos conseguido una trayectoria positiva, que nos lleva a declarar en abril del 2018 unos resultados que igualan los mejores que hemos tenido nunca en GSF Broker.

P.- ¿Qué servicios presta su firma?

R.- Desde que empezó a funcionar GSF orienté nuestro esfuerzo a atender a la empresa, por eso nos gusta denominarnos Broker especialista en empresas. Por supuesto que atendemos a particulares, faltaría más. Prestamos servicios de Gerencia de Riesgos, analizamos el riesgo en su contexto, identificando lo que se puede quedar el cliente y lo que se debe derivar a la compañía de seguros, sacamos la “foto” de la empresa. Después hacemos un análisis de mercado, seleccionando las distintas alternativas que nos ofrecen las compañías, primando sobre cualquier criterio la relación calidad / precio. Nunca vamos a ir al precio. Luego nos sentamos con nuestro cliente y le presentamos un análisis objetivo de las distintas opciones encontradas. Una vez que al cliente se le explican las coberturas y las peculiaridades de las ofertas seleccionadas, decide y se procede a emitir su póliza.

P.- Supongo que su cometido va más allá.

R.- Efectivamente, quizás el más importante en el seguro es el servicio postventa, atender al cliente si sobreviene un siniestro. Una de las satisfacciones más grandes que he tenido, en los casi 30 años que llevo en el mundo del seguro, ha sido cuando algún cliente ha tenido un siniestro importante y se ha respondido como se debe, solucionando el daño sufrido. Y si el cliente ya te felicita y te da las gracias, ya es lo máximo.

P.- ¿Existe desconocimiento sobre los seguros y los mediadores?

R.- Yo llevo toda mi vida metido en distintos foros relacionados con el seguro y el mediador a nivel nacional regional y provincial. De hecho, soy vocal de Mediadores y delegado de Castilla-La Mancha de Apromes (Asociación Profesional de Mediadores de Seguros), la segunda asociación más importante a nivel nacional. También soy presidente del Colegio de Mediadores de Seguros de Toledo y presidente del Consejo Regional de Mediadores de Castilla-La Mancha. Estar en todos estos sitios me permite relacionarme con colegas de todo el territorio nacional y constatar que existe un gran desconocimiento. Es más, refiriéndome al mediador, siempre he dicho que en España hay muy buenos profesionales, pero malos empresarios, que no hemos sabido comunicar la labor tan extraordinaria que prestamos.  Todos los que estamos metidos en este negocio debiéramos aportar nuestro granito de arena para que la gente intente cambiar esa mala imagen que se tiene del seguro o del mediador y dignificar esta profesión, que a muchos nos parece apasionante. He dicho en más de una ocasión, que al mediador de seguros, si no existiera habría que inventarlo. Al igual que cuando una persona tiene un problema de salud busca el especialista que necesite, en materia de seguros tiene que hacer los mismo: si tu casa, tu salud, tu empresa, la tienes asegurada, busca un profesional que te asesore adecuadamente. Para eso puedes acudir a un mediador debidamente acreditado por un colegio o asociación de prestigio. Eso te aporta garantías de que está debidamente formado e informado.

P.- ¿Qué seguros son los más recomendables?

R.- Van en función de las características, circunstancias, en definitiva de las necesidades de cada cliente. No necesita los mismo una persona joven, soltera y sin trabajo, que una persona joven, con trabajo y cargas familiares. O un autónomo con o sin empleados. Siempre hay que analizar las necesidades antes de presentarle una oferta. Hay que huir del café para todos.

P.- ¿Qué expectativas de futuro tiene su empresa?

R.- Ahora afrontamos el futuro con optimismo y con muchas ganas de trabajar. Tenemos un proyecto muy ambicioso a cinco años que, si sale todo como esperamos, nos ayudará a situarnos en buena posición en el mundo de la mediación en Castilla-La Mancha. Es imprescindible tal y como entiendo este negocio, el tener capacidad de innovar, y de adaptarte a lo que viene, reciclarse y afrontar todos los cambios con visión de futuro. Y se avecinan cambios importantes.